evangelizacion

THE MOST ENJOYABLE CHALLENGE

 Evangelización

¿Qué es la nueva evangelización?

La nueva evangelización es seguir el mandato de Jesús: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”. Así que no es una cosa optativa, sino que se sitúa al lado del mandamiento de “amar al prójimo”. Y, aunque la caridad es lo más importante, la evangelización es nuclear en el cristianismo.

Conviene insistir en su segundo lugar frente a la caridad. Si imaginamos un podio con ganadores, el primer lugar siempre es para la caridad. Para el cariño. Para el amor.

Otra forma de verlo es la de considerar a la caridad como la primera evangelización. No tener este orden muy muy muy claro es lo que lleva a perversiones, como la de pensar que la labor apostólica y el proselitismo es lo primero. No, no importa llenar un colegio o ser responsable de miles de bautizados. Lo que primero importa es el amor que tengamos a los demás.

Como dice San Juan de la Cruz:

  • «En el atardecer de la vida, seremos juzgados en el amor.»

Ejemplo de no entender bien las cosas: si nuestra amistad depende de que nuestro amigo vaya a Misa, entonces nuestro orden interno está más desorientado que un coche en dirección contraria en la autopista. ¿Cuál es el orden correcto? La amistad surge cuando hay un amor involucrado. Y somos siervos del amor. Nos encanta. Es maravilloso. Nos llena. Somos amigos de alguien porque esa persona es única. Fantástica. Y creemos que una persona vale más que un universo.

Una persona viva NO es un saco de células ambulante. Es algo más.

Si somos buenos creyentes, entonces somos absolutistas. Creemos en el amor y en la vida. Sin media tintas.

Insistimos. Somos como « le Roi Soleil » para eso. Absolutamente absolutistas en lo que se refiere al amor y a la vida.

Y muy por detrás está el compartir lo mejor que tenemos. Puede ser una peli que el amigo de marras “must” ver. O puede ser un plato estupendo que cocina tu madre de vez en cuando, como una tortilla con perejil poco cuajada y al punto de sal.

Pues en esa tónica está la evangelización. Aunque no son ejemplos exactos porque la vida en relación con Dios (dentro de lo que está ir a la Santa Misa) no es esencialmente placentera como una buena película o un plato de comida delicioso. Por eso no son ejemplos perfectos, pero sí el espíritu que los anima.

Y es que la Evangelización trata de algo más o menos desvirtuado en la sociedad occidental: la amistad. En este caso, la amistad con Dios.

La amistad con Dios, fin de la evangelización

En nuestros días, solo lo que es útil y placentero tiene sentido. Medimos una peli por el placer que nos da o un número de teléfono por su alcance profesional.

Si aplicamos esos parámetros a la amistad, tenemos algo terrible. Algo que muchos llaman “amistad” y, sin embargo, no lo es.

Imaginemos (aunque para muchos es una terrible realidad) una amistad basada en lo útil.

– eres un medio para que tu amigo llegue a alguna parte. Esto es un buen ingrediente de la amistad pero no puede definirla. Si se te rompe el coche, lo normal es que llames a un amigo que es mecánico. Pero si solo te interesa llamarle y saber de él cuando se te rompe el coche, mala cosa para decir que os une la amistad. Lo sensato es decir que aquel es un buen “conocido”

Una persona puede tener mil amigos en facebook pero pocos o ninguno en la vida real. Si facebook no diera más importancia a la apariencia (dinero) que a la realidad, aquellos serían “conocidos”. Y nada más.

Lo diremos de otra manera: los “amigos” de las redes sociales no son amigos de verdad, no en el término clásico de la amistad. Donde la red social pone “amigos” ha de poner “conocidos”.

Otro ejemplo más o menos recurrente es el de tener un amigo “que te hace sentir bien”. Y no importa lo que hagas, ese amigo siempre te conforta y se sonríe. Pero un día ese amigo está triste y sin fuerzas para confortar. ¿Eso es el final de la amistad?

¡Pues menuda!

La evangelización no es como insistir para que otro pruebe un plato o vea una buena peli porque tiene mucho que ver con la amistad. La amistad tiene elementos de placer y utilidad, pero su fin es el del amor. La evangelización es presentar a un amigo llamado Jesús. Es un gran amigo. Es el mejor amigo.

¡Vale la pena!

Translate »